Hay que parar para poder seguir.

Hola muy buen día apreciado lector!

El intenso nivel de estrés que soportamos ante situaciones de pérdida ó fracaso es uno de los puntos destacados a tener en cuenta cuando nos toca vivir algún período de transición.

En nuestra sociedad tendemos a admirar a las personas que se encuentran sometidas a grandes presiones, y se nos invita a imitar esa postura. Cuando ese tipo de personas acuden al médico, lo que persiguen es que las ayuden a aumentar aún más su tolerancia al estrés; hasta que naturalmente llega un momento en que su organismo no soporta más esfuerzo y claudica, enfermando y hasta muriendo.

El estrés no deja nada bueno, sigue leyendo para que entiendas porque en la mayoría de los casos HAY QUE PARAR PARA PODER SEGUIR…

Salud, Ilusión y Éxitos.
Guillermo Rodríguez B (El Optimista Crónico).